FOTOGRAFÍAS: FRANCISCO TOBAJAS GALLEGO

PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN URBANA: Catalogada. Nivel de Protección Integral.

            La vieja ermita de San Blas se levantó en el paraje de Trasmón, todo plantado de olivos, siguiendo la orientación oeste-este. El olivo ha sido desde antiguo el principal cultivo de Saviñán, Morés y Purroy, que también tenían derecho a acudir a la ermita en días diferentes, por haber participado en su construcción y mantenimiento.

            Debido al deterioro de esta ermita, se levantó otra de nueva obra, contigua a la casa del santero, que estaba también comunicada con la vieja ermita de San Blas. Una Comisión se había encargado de estas obras.

Esta nueva ermita, de propiedad municipal, que sigue la orientación norte-sur, se inauguró el día de la Cruz de Mayo de 1960. A ella se trasladó el viejo retablo de San Blas, que se había hecho de limosnas en 1588. Actualmente se expone en el Museo Parroquial.

En 1734 el notario Felipe de Villanueva copiaba una sentencia arbitral fechada en 1579, que habían pronunciado micer Juan Pérez de Nueros, abogado fiscal de su majestad, y micer Miguel Luis de Santángel, que habían sido nombrados por Juan Martínez de Luna y el Concejo de Saviñán, para dirimir ciertas diferencia sobre la torre (torreón llamado de las Encantadas) y algunas heredades de la val de Trasmón.

En ella pedían a los jurados de Saviñán que cerraran un olivar antes de transcurridos seis meses, desde la fecha de la sentencia, que formaba parte de las heredades de la torre y que había sido donado por Catalina de Urrea y Juan Martínez de Luna para la luminaria de la ermita de San Blas. Esto nos hace pensar que la nueva ermita de San Blas se levantara en terrenos de este antiguo olivar donado por la familia Martínez de Luna. Contiguos a la ermita todavía se conservan algunos viejos olivos, que le pertenecen, donde los romeros comen en cuadrilla el día de la Cruz de Mayo.

Ya en muy mal estado, la vieja ermita fue derribada totalmente en abril de 1997, conservando un arco, bajo el que se colocó un memorial a la Vera Cruz (Bien de Interés Cultural del Patrimonio Aragonés), recordando la situación de la vieja ermita y la peregrinación desde al menos el año 1600 de la Cofradía de la Vera Cruz de Saviñán. Los vecinos de Purroy colaboraron en la construcción de la nueva ermita y continúan peregrinando a ella, no así los vecinos de Morés, que dejaron perder esta antigua tradición.

En 1976 se pavimentó la explanada delante de la ermita, con colaboración de numerosos voluntarios, donde se tenía costumbre celebrar el baile después de la comida del 3 de mayo. En el año 2012 la ermita fue restaurada y pintada.

La ermita  de San Blas está ligada a la Cofradía de la Vera Cruz, que celebra la romería de la Cruz de Mayo desde el año 1600, al menos, como se recoge en la Consueta parroquial de este mismo año. Desde el año 1992, por votación popular, la romería se ha trasladado al primer sábado del mes de mayo. Por su antigüedad, vistosidad y participación, la Cofradía de la Vera Cruz y el Ayuntamiento de Saviñán han solicitado que la romería de la Cruz de Mayo sea declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón.

Tobajas Gallego, F. (2019): Historia de la Cofradía de la Vera Cruz de Saviñán.